Circo, maroma y teatro


El sol desciende como anunciando la tercera llamada; en la pista improvisada marcada con cinta los bailarines calientan sus músculos y repasan la coreografía, algunos dan piruetas sobre su cabeza, otros ensayan los saltos y cargadas.

Mientras tanto la esencia del incienso se desprende por todo el escenario, después se mezcla con el aroma a mariguana proveniente de algún rincón.

La mujer que dirige el sonido (una lap y un ipod) se resguarda debajo de una sombrilla; a su lado está su marido (la estrella de la tarde) un hombre de 37 años, flaco, de tez morena, vestido con una playera sin mangas, un pantalón sucio y desgastado y luciendo un cinturón brillante cuya hebilla son las dos máscaras, símbolos representativos de la actuación; también tiene un tatuaje en el brazo  y perforaciones en la oreja. Con una mano detiene un red bull y con la otra baila al son de cumbia con su hija, una niña de entre 8 y 10 años.

Después de unos minutos el hombre toma el micrófono, le pide al público que se acerque a la línea marcada con agua y también un aplauso – un aplauso fuerte para ustedes dice el hombre, e insistente pregunta si estamos listos para el espectáculo, en tono pausado los asistentes responden con un sí, pero para él no es suficiente, una y otra vez le pide al público una muestra emotiva para que dé inicio la función.

El fondo musical es un rap – Jordy bebé, escuchamos a Jordy bebé, dice el hombre -1990 quién no recuerda esa época, lanza la pregunta al aire. Entonces deja el micrófono y comienza a contornearse, se desliza por el piso como si las suelas de sus zapatos tuvieran mantequilla, mueve los brazos como si perdiera el control de ellos.

Después salen el resto de los bailarines, la coreografía es sencilla pero al presentarse cada uno hace un paso o pirueta distinta, en el piso, en el aire, con la cabeza, con los codos, todo el cuerpo se utiliza en el brake dance, la gente aplaude con la emoción de ver el siguiente movimiento.

Hay pequeños cortes en los que el hombre moreno ameniza el espectáculo, que para ser más específicos es una combinación de Polo Polo, break dance e inclusive striptease.

Colocan un banco en el centro y le piden a una mujer madura que entre a la pista. Dos niños lanzan a su mamá, la mujer no para de sonreír en realidad la comen los nervios.

Uno a uno los integrantes del equipo pasan y “seducen a la mujer” le restriegan el cuerpo en  piernas y cara, toman las manos de la señora y las colocan en su pecho o nalgas, hacen señas obscenas y el público fascinado se ríe del espectáculo.

La mujer canosa y rechoncha, siendo atacada por chavos que en su mayoría no sobrepasan los 25 años, ni tampoco los 70 kilos, todos son flacos, chaparros, visten playeras moradas y pants negros, uno de ellos tiene una perforación en la ceja y ombligo, además de estrellas dibujadas en la panza.

Intermedio –los que vayan a irse favor de dejar una monedita, dice el hombre moreno a su público, – primero que pasen los niños, ellos que son puros, luego los adultos. Monedas de peso, cinco, diez son las más comunes, sin embargo también hay billetes; los fotógrafos que están ahí desde antes de comenzado el show lanzan al gorro 150 pesos.

Ahora un hombre distinto toma el micrófono le pregunta a los espectadores qué es lo que quieren ver, – cumbia, salsa, danzón, qué más da. El hombre anuncia los mejores y más peligrosos pasos.

Cada personaje hace lo suyo, mortales adelante, atrás, cargadas dobles, subidas apoyadas en la cabeza, pasos de dragón, ni una sola caída, unos cuantos errores, circo, maroma, teatro; todo se conjuga en unos cuantos minutos, allí en el centro de la ciudad, dónde la gente generalmente no se detiene, donde todos van deprisa, donde los albañiles y danzantes afuera de Catedral, ahí en el corazón del caos…

Texto: Itzel Liévanos

Fotografía: Jorge Zubillaga

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s