Cuando las ideas se comen el cabello…


Creo que con el paso de los años las mujeres vamos soportando menos el cabello largo, hemos de dejar de vernos como un objeto de deseo y más como un símbolo de inteligencia -dice la sabía filosofía anónima femenina- entonces decidimos deshacernos del peso extra que carga la cabeza para liberarla ante las intensas vibraciones del universo, así vamos acortándolo de pulgada en pulgada mientras más nos descubrimos el cuerpo y sus placeres, sus orgasmos, físicos y espirituales, bohemios y de amor. Musicales, literarios, cinéfilos, gastronómicos, nostálgicos, bíblicos, cada vez más públicos y menos privados. En las fotos ya no parecemos provocativas sino satisfechas, menos ansiosas y más plenas, sonrientes y no con la boca fruncida a modo de beso, ya no hay besos fotográficos cuando ahora sí se dan de a de veras.

De esta manera hemos llegado al punto en que preferimos vernos más felices que atractivas, mejor, entonces, radiantes e inasibles. El cabello va reduciendo su importancia, hasta que por fin aceptamos que aunque nos enmarca el rostro, disimulándonos los pómulos y la nariz, el 85% de las veces estorba, se enreda, se quiebra, se seca, se enoja y no se deja peinar. En ese 85% de las veces deseamos estar pelonas, ese mismo porcentaje de nuestra víscera y nuestra alma, desea también un hombre varonil que nos tome de la recóndita hendidura entre los pechos y la cintura; deseamos un chocolate blanco suizo, una clase de cábala, una base Clinique que nos haga lucir frescas, una Guinness , un libro de Baudelaire, un disco de Tom Waits y unas medias de red que no se bajen aunque no se traiga liguero. Es por eso que creo ver en todos lados, guapas y maduras damas de refinado cabello corto; no me creo aquel imaginario colectivo que las tilda de flojas, o que hace pensar que el largo hasta el hombro solo es para las jóvenes, yo, en cambio, las veo sabias, sin complejos y sin complicaciones: valientes.

Anja Rubik by Knoepfel & Indlekofer for Vogue Paris

Texto: Daniela Dávila

Danielaesamor 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s